Tocar el piano como forma de vida

Tocar el piano como forma de vida es verdaderamente, lo que quiere toda persona que se introduce en el mundo de este instrumento por iniciativa propia y, decimos por iniciativa propia porque en muchas ocasiones, damos con niños que entran a formar parte del mundo del piano simplemente, porque sus padres se lo han recomendado o porque han querido impresionar a alguien (esto por sorprendente que parezca, puede darse en niños que quieren acercarse a alguna chica especial) No obstante, de entrada debemos de saber que esta música es compleja aunque no por ello, menos adictiva.

El piano por norma general es pasional, las personas que se deciden a tocar el piano son aquellas que sienten una sensibilidad especial por las cosas que le rodean y que además, gustan de pasar mucho tiempo solos perdido en sus pensamientos que habitualmente, suenan como finas melodías en la base de su cabeza. Con el piano podemos expresar muchos sentimientos (al igual que podríamos hacerlo con cualquier otro instrumento musical) y esta es la grandeza que hace a la herramienta única en su especie.

 

¿Realmente podemos tocar el piano como forma de vida?

tocar el piano como forma de vidaEsta es la pregunta que se hacen algunas personas que se deciden a tocar el piano. Como ya hemos dicho, este instrumento es muy delicado y además, requiere de muchas horas de ensayo para su perfección. No obstante, son muchos los jóvenes que cuando piensan en comenzar con un instrumento, se decantan por este (cada uno con una razón, por supuesto) y desde el inicio, sienten una debilidad absoluta por él.

En cualquier caso, tocar el piano como forma de vida es algo que, dependiendo del nivel que quieras conseguir, de lo concienciado que estés con la idea y sobre todo, de las cualidades que tengas para el instrumento, conseguirás o no. Ya hemos comentado que el piano requiere de mucha especialidad y, se puede decir, que no está hecho para todos aunque también podemos pensar esto de cualquier otro instrumento más común como puede ser la guitarra o una batería.

Si eres de esas personas entusiastas que no piensa en otra cosa más que en su piano lo mejor es que para perfeccionar la técnica y poder algún día tocar el piano como forma de vida, lo mejor es que tomes las clases como verdaderas lecciones de vida y no como una actividad secundaria mientras estudias. El piano requiere de horas de esfuerzo y también es bueno decir que si no salen las notas a la primera, no debes desesperar en ningún momento pues, los grandes pianistas se hicieron la mayoría con largas jornadas de dedicación.

No Responses to “Tocar el piano como forma de vida”

Leave a Reply

Your email address will not be published.